Saltar al contenido
Koloronline

Elegir el mejor papel fotográfico

Objetivo fotográfico

Un poco de historia del papel fotográfico.

Una de las principales preocupaciones del ser humano ha sido, es y será la eternidad. Esta frase que parece sacada de un libro psicoanalítico o del prólogo de un film, no es más que una verdad inconsciente que todos tenemos o nos hemos preguntado alguna vez. 

¿Que tiene que ver eso con la fotografía? La verdad es que nada y todo, ya que con el papel fotográfico conseguimos de alguna manera, permanecer eternamente, en el  recuerdo de  nuestros seres queridos. Desde la antigüedad, el hombre ha buscado  estar presente de alguna forma a través de mensajes, dibujos, textos… En el antiguo Egipto, se preparaba una base de pasta moldeada y prensada a partir del junco, llamada papiro. En Europa y partes de Asia menor, se denominó  pergamino con  pieles de cabra o bovino. Ello, en su génesis, permitió al ser humano transmitir sus conocimientos a través de miles de escritos. En este punto, la fotografía como concepto primigenio, acababa de nacer. No fue hasta el año 105 d.C donde surgió el papel tal como es hoy, elaborado en aquella época a partir de trapos y cortezas de árboles.

Cuenta la historia, que los chinos en guerra con los árabes, tras la pérdida de una gran batalla, se vieron sometidos  y obligados a revelar a los árabes el secreto que mayor guardaban, la fabricación del papel.  El secreto revelado viajó con los vencedores de la contienda y resurgió en Italia alrededor del año 1250 de nuestra era, y años más tarde en la Francia del siglo XIII.

El nacimiento de la fotografía.

Si el mundo se hubiera detenido en el siglo XIII , la fotografía tal y como la conocemos, y el camino a recorrer, se hubiera detenido. Pero no fue así;  gracias a Nicéphore Nièpce, terrateniente francés. 

Vista desde la ventana en Le Gras. 1826

Corría el año 1847, cuando se produce el papel albuminado que permite realizar los primeros tirajes fotográficos. Su creador Louis Blanquart-Evrard lo extrae de la sustancia de la clara del huevo y lo utiliza para fijar al papel los productos químicos de la impresión fotográfica. Por ese motivo, las fotografías antiguas tienden a amarillear con el paso de tiempo. La albúmina es la sustancia de fijación que le da ese tono sepia a las impresiones fotográficas más antiguas.

Seguramente, hay muchas fechas a destacar en la vida de la fotografía, pero hay una fecha concreta, 1865, en la que una marca de prestigio hace aparición en la historia de la impresión fotográfica, Canson. Solicita una patente por la mejora del procedimiento de impresión a base de albúmina. Se extiende la patente fotográfica a favor de Canson el 8 de diciembre. Se alega en la presentación, la simplificación del proceso de la impresión fotográfica en el papel,  manteniendo un coste inferior que otros. El tipo de papel Canson evita el cloruro de oro o de plantino en el proceso que servía para el virado.

Tiempo después, se investigó y se desarrollaron múltiples procesos de blanqueamiento del papel evitando que adquiriera ese tono amarillento. De esta manera, se consiguió aumentar la duración, y con ello, se permitió  conseguir la “eternidad fotográfica”, hasta llegar al papel fotográfico que conocemos hoy en día.

 

Claves para elegir un papel fotográfico.

Cualquier  aficionado a la fotografía se ha encontrado alguna vez con esta problema: ¿Cómo elegir el papel apropiado para tu mejor foto? Ya seas profesional o amateur, es probable que te surja en algún momento la duda  sobre qué soporte utilizar para la impresión digital.

Fotografía tomada en espejo.

Dando  por hecho que tienes obviamente una gran cámara fotográfica, un buen objetivo, la luz perfecta para la toma, e incluso utilizas el mejor software para la mejor postproducción; que tienes un calibrador para tu monitor y te has gastado un montón de dinero en accesorios, etc, para una boda, un acontecimiento importante, pues  bien… llega la hora de la impresión de ese trabajo y no puedes fallar, pero el resultado no es el que deseas; tus perspectivas como fotógrafo distan de un resultado satisfactorio. Y, muchas veces, por culpa de no haber hecho una buena elección con el tipo de papel.

¿ Quieres saber cómo elegir el papel apropiado para tus fotografías? Aquí te dejo unos consejos que seguro que te ayudarán.  

En este artículo profundizamos en los secretos del papel para fotografía. En muchas ocasiones compramos por precio o por papel de calidad. Debemos tener en cuenta varios factores que nos pueden hacer ahorrar bastante dinero y obtener la máxima calidad para nuestros trabajos. No siempre lo caro es lo que mejor resultado nos da. Tampoco debemos comprar lo más económico; hay que saber qué tipo de papel fotográfico  se requiere para el trabajo y en base a ello tener los conocimientos necesarios. Nuestra impresora nos lo agradecerá y nuestro cliente aún más. Por lo que, desvelamos brevemente, los secretos  más importantes del papel fotográfico para nuestra elección.

Opacidad del papel fotográfico. 

Tienes el papel fotográfico en la mano ¿ Puedes ver entre el papel ? Si es así, ni se te ocurra comprar ese papel. Adquirir un papel con poca opacidad repercute en un problema de sobre adherencia de tinta. Cuanto menos opaco sea el papel fotográfico, más posibilidades hay de que traspase la tinta. Como consecuencia, te acarreará problemas de manchas en el dorso del papel de impresión, en tu impresora o plotter. Un papel económico y para nada opaco es este

Por lo general, un papel fotográfico debe contener una opacidad del  97% aprox; con cualquier fabricante como Canson, Epson, Innova o papel Hannermuller  no tendrás problemas. Siempre teniendo precaución, si lo que  deseas es imprimir a doble cara.

Papel fotográfico brillo.

El blanco es el lienzo, por lo que es el color madre desde donde los demás colores toman forma fusionándose molecularmente. Hay que prestar, por lo tanto mucha atención al  color blanco. El de brillo se determina mediante una numeración comprendida entre el 1 y 100; por norma general, los papeles fotográficos de calidad se encuentran sobre la escala del 90. No obstante, no en todos se define su brillantez, teniendo en el mercado algunas marcas que nombran sus papeles fotográficos como: extra-blanco, blanco brillo, súper blanco y algunas nomenclaturas más. La mejor opción es comparar unos con otros y veremos que hay papeles que son más blancos que otros. La impresión fotográfica en los establecimientos y negocios, ha hecho que la fotografía publicitaria tome mucha relevancia y el papel fotográfico tiene un papel muy importante.

Eso no significa que uno sea mejor que el otro, ahí es donde nuestro conocimiento del proyecto y de la fotografía juega un papel determinante. Dependiendo de lo que deseamos imprimir puede ser que el exceso de brillo no sea óptimo , porque necesites  imprimir fotografías con un efecto determinado como mate o satinado.

Peso del papel fotográfico.

 El peso sí que importa. Asegúrate del gramaje que acepta tu impresora, y te garantice unos buenos acabados. Adquirir papel con poco peso interfiere en la opacidad anteriormente nombrada, como también en la rigidez del mismo. Pueden arrugarse con mayor celeridad y el acabado no mostrará la profesionalidad de tu trabajo. El peso del papel se muestra en g/m2.  En el mercado nos encontramos con marcas que lo definen como: pesado, ligero, muy pesado. El consejo es que para impresión fotográfica, la mejor opción es que utilices siempre que se pueda el de mayor gramaje disponible. Hoy en día las mejores marcas disponen de papeles con gramajes diferentes para cada tipo de impresión fotográfica.

Calibre del papel fotográfico.

 La densidad, para entendernos , es el ancho del papel, por lo tanto, el lienzo en el que vas a imprimir. Se mide en mm. Se suele asociar al peso del papel digital, aunque no tiene por qué estar relacionado ya que podemos comprar papeles del mismo calibre pero de diferente peso. Mirar las indicaciones del fabricante de tu impresora digital, te ayudarán a elegir el calibre de papel que mejor se adecúe. En el caso de Epson Cuenta con la Serie SureColor P de impresoras fotográficas.

Acabados del papel fotográfico.

 Existen básicamente 2 opciones , el brillo y mate. A partir de esos dos extremos hay una gama de productos intermedios, Gloss, Matte, Satin. Esos acabados de papel  se incrementan con papel offset, papel reciclado, papel adhesivo;  cada uno  para una aplicación y una finalidad específica. Estos últimos no son para impresión fotográfica, a pesar de que se imprimen fotografías en ellas para otros fines, folletos, flyers, cartelería y un largo etc..

Papel fotográfico brillante.

 Es el papel que mayormente utilizan los fotógrafos, es más asequible y se diferencia por el brillo en su superficie. Ese brillo es provocado por la reacción de la luz con  la caolinita. Los resultados son sorprendentes dando el efecto de nitidez y brillantez. El inconveniente que presenta es  la marca que se puede dejar con las huellas propias o ajenas. Es un papel ideal para bodas , cumpleaños y fotos de familia. A veces, los brillos pueden aumentar los reflejos. Tenlo en cuenta.

Papel fotográfico mate.

Se utiliza en situaciones y proyectos más selectivos, por lo que es más complicado que adquirir un acabado brillante. La textura del papel es más densa y también más opaca. Su mayor característica es que no refleja la luz ya que no brilla. El ancho del papel es mayor, por lo que a la hora de imprimir las fotos, obtiene mayor resistencia al paso del tiempo. Dentro de esta variedad de papel fotográfico, podemos escoger entre semimate y mate. Se aconseja igualmente realizar las pruebas pertinentes antes de elegir entre los 2 tipos de papel mate.

Summary
Elegir el mejor papel fotográfico
Article Name
Elegir el mejor papel fotográfico
Description
¿ Quieres saber cómo elegir el papel apropiado para tus fotografías? Aquí te dejo unos consejos que seguro que te ayudarán.   En este artículo profundizamos en los secretos del papel para fotografía.
Author