La rotulación de vehículos: el car wrapping

La personalización de vehículos

La personalización ha venido al mundo del motor para quedarse, y una buena manera de hacerlo es con vinilo. Esta técnica es conocida como ‘car wrapping‘, y consiste en cambiar el aspecto de vehículos, gracias a la rotulación con vinilo específico. Este tipo de material permite llevar a cabo trabajos espectaculares de personalización para lucir un vehículo sorprendente. Además de ofrecer una impronta diferente, los llena de personalidad ya que es la forma de escapar de las típicas decoraciones de serie. Si te gusta seguir las tendencias y ser original, gracias a este tipo de vinilo puedes hacerlo fácil y rápidamente.

BMW vinilo

La rotulación de vehículos es un método innovador y con unos resultados que verdaderamente impactan, ya que es muy dificil diferenciar si la carrocería está pintada o vinilada. Hay vinilos con acabado en mate, brillo, texturizados (por ejemplo de imitación de fibra de carbono, que es de los más utilizados para cambiar el aspecto visual de retrovisores, parachoques u otras partes del vehículo).

El wrapping es una técnica económica, que incluso, podrías realizar tú mismo. Lo mejor es que lo haga un profesional en un taller especializado, pero si tienes un poco de gracia, maña y paciencia, podrías llegar a hacerlo tú.

VW wrapping

No pintes tu coche: cámbiale la ‘piel’

Si quieres que tu coche sea único, personalízalo con el car wrapping: cámbialo de color sin pintarlo. ¿O quizás estás dudando en comprarte un coche de 2a mano pero no te convence su color? No te preocupes, gracias a la rotulación de vehículos, por muy poco dinero podrás tenerlo con tu color favorito.

La rotulación de vehículos con vinilo, el car wrapping

Ventajas del car wrapping

  • Gran capacidad de personalización. El diseño lo eliges tú: puede ser totalmente lisos, con dibujos; puedes cubrir toda la carrocería o sólo las partes que te interese.
  • Puedes cubrir tanto el exterior como el interior. También puedes vinilar alguna parte concreta del interior de tu coche.
  • Duración elevada. Tienen una durabilidad de hasta 10 años.
  • Fáciles de limpiar. Puedes lavar el vinilo con agua a presión sin necesidad de jabones ni productos químicos.
  • Son económicos. Vinilar tu coche te resultará mucho más asequible que pintarlo.
  • Fácil mantenimiento. No necesitas hacer mucho más que con un coche pintado. Aparte de su limpieza frecuente, es recomendable evitar dejarlo muchas horas en la calle o a la exposición del Sol, ya que las altas temperaturas a la larga pueden degradar el color. Por lo demás, si tiene arañazos o ralladuras, con la luz del Sol pueden desaparecer solas. Es mejor no aplicar productos químicos sobre él.
  • Si te cansas puedes sacarlo y cambiarlo por otro. Su retirada es muy fácil. Si se hace bien y con cuidado no tiene porque dañar a pintura que hay debajo; y en el caso de que quede algún resto de adhesivo del propio vinilo, se puede retirar fácilmente.
  • No necesitas muchos materiales para poder realizar esta técnica: vinilo de alta calidad, una espátula, un secador o instrumento que dé calor y un cutter para retirar el vinilo sobrante.

En definitiva, con un gasto mínimo y un buen diseño, la técnica de rotulación de coches con vinilo te permitirá ser el centro de todas las miradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *