Impresión transfer: ¿Qué es y qué la diferencia de la sublimación?

Impresión transfer: ¿Qué es y que la diferencia de la sublimación?

Hay muchos métodos distintos de impresión y todos son igual de eficaces, solamente hace falta saber cuál escoger en cada ocasión. En otro artículo ya os explicábamos lo que era la impresión por sublimación y cuáles eran sus pros y contras. Esta vez te contaremos lo que es la impresión transfer y qué diferencias tiene con la impresión por sublimación. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la impresión transfer?

El transfer es una de las técnicas de impresión más utilizadas que ocupa poco espacio y con un coste más económico. Este método se utiliza para imprimir tus diseños sobre distintos tipos de prendas textiles, normalmente de poliéster, algodón o una mezcla de las dos.

Antes que nada, debes saber que casi cualquier imagen es apta para transfer, ya que éste puede llegar a estampar diseños complejos y con muchos colores a una alta calidad.

El proceso que se sigue para transferir es bastante sencillo, tan solo debes seguir dos sencillos pasos.

Pasos para la aplicación del transfer:

1- Imprime tu diseño en el papel/vinilo. Una de las ventajas de este procedimiento es que puedes utilizar una impresora láser o inkjet, muy común en los hogares, con la tinta que usas habitualmente para imprimir. También, dependiendo de si la tela es clara u oscura, se usará papel para fondos claros u oscuros. Esto hará que el color de la imagen se adapte mejor a la tonalidad de la prenda y evitará que haya resultados distintos a los esperados.

2- Toma el papel transfer ya con el diseño impreso y pégalo en la prenda mediante el calor y la presión de una plancha transfer, que distribuirá la presión homogéneamente por toda la tela.

Después de retirar la plancha se deja reposar y ¡ya tendrás tu prenda personalizada con el diseño estampado!

Diferencias con la sublimación

Tenemos claro qué es el transfer y cómo funciona, pero ¿en qué se distingue de la sublimación? Veamos algunas de las principales diferencias:

  • El proceso de impresión transfer es más fácil que el de impresión por sublimación.
  • El método transfer es más económico, ya que una parte de la maquinaria necesaria la puedes encontrar ya en tu casa.
  • El sistema de impresión transfer es más lento que el de sublimación.
  • En la sublimación necesitas una impresora especial, mientras que en la impresión transfer puedes hacerlo con una impresora láser.
  • La impresión por sublimación puede realizarse en cualquier tejido o artículo que tenga poliéster, mientras que el transfer solo puede imprimir en prendas textiles de algodón/poliéster.
  • Con transfer puedes imprimir diseños en prendas claras y oscuras con el papel adecuado. Por otro lado, con la sublimación, solo conseguirás diseños buenos en prendas blancas.
  • En la impresión por sublimación se utilizan tintas polímeras sintéticas que solo funcionan en superficies adaptadas a éstas, es decir, superficies que han sido esmaltadas o tienen superficie polímera. En cambio, en la impresión transfer se utiliza un vinilo con la imagen impresa y se engancha directamente a la superficie textil.
  • La sublimación es más duradera que el transfer, el cual dura unos 40 ciclos de lavado en perfectas condiciones.

Ahora que ya sabes las diferencias entre ambos métodos, ¿con cuál te quedas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.